viernes, 9 de enero de 2015

No te precipites

En esta nueva entrada en el blog, me gustaría hablar sobre un concepto ligado a las funciones: el dominio. Este concepto se refiere a todos los valores que puede tomar la variable independiente, generalmente x. Veamos un ejemplo para ilustrar mejor este concepto.

En el caso de tener una función racional (cociente de polinomios), el denominador no se puede anular. Por tanto, hemos de excluir los valores que hacen cero al denominador. Luego, el dominio serían todos aquellos valores que toma la variable independiente que no anulan al denominador.
En el caso de tener una función del tipo exponencial o polinómica, el dominio serían todos los números reales.




Aquellos puntos que no están en el dominio producen saltos en la gráfica de las funciones, tal y como se ve en la figura. Podríamos decir que los puntos que no pertenecen al dominio producen precipicios en la gráfica. Es como cuando nos aproximamos al borde del precipicio, existe un momento en el que no podemos continuar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario